Amo cada parte de ti

Hoy escribo para que quede evidencia del amor que te tengo, no sé si en realidad haga falta porque estoy segura de que tú lo sientes y lo entiendes mejor que nadie. Desde que llegaste a mi vida, la palabra amor tuvo otro significado.

Puedo decir que es uno de los sentimientos más puros que el ser humano puede tener y lo ideal es compartirlo con seres que lo valoren, lo entiendan, lo reciban y lo aprecien, así como lo haces tú

Amo tus ojos, porque en tu mirada se refleja tu sinceridad, fidelidad y lealtad. Me encanta verlos cuando te emocionas por pequeñas cosas, como una caricia o un apapacho.

Usnplash

Amo tu nariz, la que te permite detectar cuando estoy a punto de llegar a casa, la que está alerta en todo momento y detecta cualquier cosa sospechosa o los aromas de esa comida que te encanta, pero que no siempre te puedo dar.

Te puede interesar: ¿Cómo Demostrarle Amor A Tu Perrhijo?

Amo tus patas porque cuando te llamo corren a su máxima velocidad para ir hacia mí, también porque tienen la energía suficiente para ir a todos los lugares posibles juntos y no hay que dejar de lado cuando bailas conmigo en dos patas por unos segundos. Esa es una de mis actividades favoritas contigo.

Pixabay

Amo tu lengua porque es una especialista repartiendo besos llenos de amor, principalmente en las mañanas cuando me despiertas para darte de comer y sacarte a dar la vuelta al parque.

Amo tu pelaje, el que me mantiene calienta en las noches o en cualquier comento en el que estemos juntos durmiendo o viendo películas.

Te puede interesar: Humano, Estoy Orgulloso De Ti

Amo cuando mueves tu cola, me fascina saber cada que estás emocionado porque así puedo identificar qué te gusta y qué te hace feliz.ç

Pixabay

Amo a tu corazón y que lo compartas conmigo. Sé que mantiene vivo al ser más especial, a mi compañerito en la vida.

Te amo a ti y todas tus características, no te cambiaría absolutamente nada, para mí eres perfecto. Doy gracias a la vida por ponerte en mi camino y permitirme llenarte de amor cada día.

Anterior

Lo que necesitas saber del Husky Siberiano

Siguiente

Los perros y las emociones

Aún no hay comentarios, ¡Comienza la conversación!

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *