Diseñan una casa que inhibe el ruido de los fuegos artificiales.

El oído de nuestros Perrhijos es miles de veces más sensible que el nuestro, por eso el estruendo de los fuegos artificiales les causa muchísimo sufrimiento. En estas fechas, principalmente Navidad y Año nuevo muchos humanos lanzan pirotecnia y para nuestros peluditos es una tortura.

El ruido les provoca estrés y ansiedad, por lo que intentan escapar y terminan perdiéndose, además también pueden morir por un ataque al corazón.

Unsplash

Por eso, la marca fabricante de autos Ford, aprovechó la tecnología de cancelación de ruido, que se encuentra en sus autos y auriculares, y diseño una casita silenciosa.

Aunque el “Quiet Kennel” apenas sea un prototipo, se espera que sea un gran accesorio para aquellos humanos que tienen un peludito que sufre cada vez que escuchan los fuegos artificiales.

Graeme Hall un entrenador del Reino Unido declaró:

“Muchos animales se asustan con los fuegos artificiales, y en comparación con las personas, los perros pueden escuchar cosas que están cuatro veces más alejadas y en una gama mucho más amplia de frecuencias. Prepararse antes de la exhibición de fuegos artificiales es la clave, y parte de eso es identificar un lugar donde sus mascotas se sientan seguras y felices”.

La idea surge de la tecnología de cancelación de ruido que se instaló en el Ford Edge que ayuda a que los viajes sean silenciosos para los conductores y pasajeros,

Unsplash

Lyn West, gerente de contenido de marca de Marketing Communications de la empresa automotriz dijo:

“¿Podrían los perros disfrutar de celebraciones de fin de año más tranquilas gracias a la aplicación de nuestro sistema de Control Activo de Ruido? Tenemos algunas ideas más sobre cómo nuestras vidas cotidianas podrían beneficiarse de los conocimientos de Ford”. Sin duda alguna es una idea increíble, pues ayuda a que nuestros mejores amigos puedan disfrutar de estas celebraciones sin que sufran.

Anterior

¿Cómo proteger el árbol de Navidad de tu perro?

Siguiente

5 Películas de Navidad protagonizada por perros