Mi humano se perdió

¡Hola! Me llamo Príncipe casi Rey y les quiero contar una historia que, ahora, puedo decir que es graciosa, pero cuando sucedió yo me asusté mucho. Pongan atención.

Era un día cualquiera, mi humano y yo despertamos a las diez de la mañana como siempre, desayunamos, él acomodó un poco la casa para después ir a dar nuestra habitual vuelta al parque.

Cuando estábamos caminando en medio de los árboles, Pablo, mi dueño, se distrajo por unos minutos platicando con una amiga,, yo aproveché para ir a saludar a unos amigos, también de cuatro patas que estaban atrás de unos arbustos.

Pixabay

Te puede interesar: Ojalá Que Hoy Tenga Una Familia 

Después de unos minutos, volví a donde había dejado a mi humano, ya no estaba, yo me asusté y empecé a correr por todo el parque para ver si lo veía, pero nada, pasaron dos horas y nada…

Afortunadamente soy muy inteligente y sabía cómo volver a casa, ya en la puerta no olía a mi humano, me quedé afuera muy confundido y triste, tenía sed y hambre. Pablo ni sus luces.

Unsplash

Llegó nuestra vecina, cuando me vio se le iluminaron los ojos, jamás se había emocionado tanto de verme, lloró y me acarició, cuando terminó hizo una llamada por teléfono, no supe qué decía.

Me metió a su casa y me dio de comer, yo me confundí más, Pablo nunca me había dejado en cargado con alguien ni contratado a una niñera. Me quedé acostado en la puerta muy triste, extrañaba a mi humano.

Unos minutos después tocaron la puerta, la vecina salió corriendo de la cocina dispuesta a abrir, lo hizo y entró Pablo, con los ojos llenos de lágrimas, cansado y sudado. Corrió a abrazarme, me dijo muchas cosas, no entendí si me estaba regañando o simplemente hablaba, solo recuerdo lo siguiente: “No me vuelvas a hacer eso”

Unsplash

Definitivamente era el día de la confusión, ¿Yo hacer algo?, yo no hice nada, él fue el que se perdió, estoy seguro. 

Te puede interesar: Cuando Llegó Mi Hermano

Me cargó, le dio las gracias a la vecina y nos fuimos a nuestra casa, los dos estábamos tranquilos y felices… ¡Juntos!

Amigos, cuiden a sus humanos, no los pierdan de vista. Luego nos quieren echar la culpa a nosotros de que se pierden.

Anterior

En Cervefest pasarás un fin de semana increíble con tu Perrhijo.

Siguiente

No quiero volver a pelear

1 Comentario

  1. […] Te puede interesar: Mi Humano Se Perdió […]

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *