“Señor, ¿le da permiso a Black de salir a jugar?”

Sabemos todos los beneficios de que los niños crezcan con un Perrhijo, pues aprenden lo que es tener una responsabilidad muy importante como lo es un perrito, además, tienen un increíble mejor amigo de 4 patas.

Pero, ¿pueden convivir y ser grandes amigos sin la necesidad de vivir en la misma casa?, esta es la historia de Black y sus pequeños amigos humanos.

José Zuñiga, humano de Black, es un chileno al que sus pequeños vecinos tocan su timbre preguntando si “deja salir al Black para jugar”

Los niños adoran jugar con el peludito, le lanzan un palo y Black se los regresa feliz, José sabe que su Perrhijo estará en buenas manos, así que le da permiso de salir con ellos.

Al parecer, cada vez que el humano de Black contaba la historia, nadie lo creía, por eso grabo el momento en que los niños fueron a buscar a Black.

Video: https://www.youtube.com/watch?time_continue=13&v=u8fpC32e_bM

Todos amaron a Black y a sus amigos, algunos se preguntaron como es que puede llegar solo a casa, pues algunas veces los niños lo van a dejar “Ahí ta’ Black, GRACIASSS” o el llega solo y ladra para que le abran la puerta.

Sin duda, los Perrhijos y los niños hacen una mancuerna perfecta

Anterior

¿Por qué no te volví a ver, humana?

Siguiente

Flores peligrosas para perros

Aún no hay comentarios, ¡Comienza la conversación!

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *