Sí, también nuestras perritas tienen ciclo menstrual

Muchas veces cuando somos primerizos al tener una perrita en casa, el día que les llega su primer ciclo nos espantamos y creemos que algo malo le sucede, pero simplemente es que nuestra perrita está madurando.
Este ciclo comúnmente llamado “calor” se presenta de dos a tres veces por año a partir de los 9-12 meses de vida de nuestra consentida y dura de dos a tres semanas.
Al igual que pasa con los humanos, no todas las perritas sienten lo mismo, unas la pueden pasar muy mal y otras no tanto, pero sin lugar a dudas todas atraviesan distintos cambios, los cuales a continuación te mencionaré:

  • Cambio de estado de ánimo, a veces nuestra pequeña sólo querrá estar tumbada en el sillón pidiendo ser mimada y consentida por su humano.
  • Pezones hinchados, esto es en la mayoría de las veces y no siempre, incluso también podría ser un signo de un embarazo psicológico.
  • Repentino interés en los machos, donde nuestra perrhija puede mostrarse extrañadamente atraída por nuestros amigos peluditos y ellos también por ella, ya que pueden oler el cambio en las hormonas desde antes que atraviesen la etapa del celo.
  • Inflamación de la vulva, esto también es bastante variable.
  • Cola parada, donde la moverá de un lado a otro para asegurarse que el macho pueda olfatearla.
  • Y finalmente llegamos a la parte más intrigante, la presencia de sangre. Este suele ser el indicador más seguro de que el ciclo de calor ha comenzado. Algunas hembras se mantienen extremadamente limpias y puede ser difícil saber si están atravesando esa etapa, ya que se sienten incómodas y su instinto es mantener su área íntima completamente limpia.

Es muy importante mantener vigilada a nuestra consentida cuando atraviese por esta etapa y si notamos cualquier anomalía, se lo informemos de inmediato al veterinario.
Y no olvides apapacharla mucho y llenarla de amor, y sobretodo tener paciencia, sé que puede ser frustrante que veamos manchitas rojas por toda la casa, pero aquí te va la buena noticia, incluso existen pañales, ¡sí, pañales para nuestra perrhija!
Ahora sí no hay pretexto para no darle aún más amor a nuestra consentida.

Anterior

¿Por qué las patas de mi perro huelen a chetos?

Siguiente

Vestir y calzar a nuestros perros es una forma de maltratarlos

1 Comentario

  1. […] Te puede interesar: Sí, También Nuestras Perritas Tienen Ciclo Menstrual […]