Así fue el último día de mi vida

Te puede interesar:

Anoche, mi humano estuvo platicando conmigo, estaba muy triste, se sentó frente a la chimenea y me recostó en sus piernas, lo hizo él porque desde hace unas semanas mis movimientos son muy torpes.

Mientras me acariciaba, las lágrimas rodaban sobre sus mejillas, balbuceaba algunas palabras que no logré comprender, pero ambos conocíamos nuestra situación. Sabíamos que nuestra vida juntos estaba a unas horas de esfumarse.

Hoy, desde que amaneció, mi humano me dijo que sería un día especial, me imaginé un día lleno de aventuras a su lado, me conocía perfectamente y sabía todo lo que me gustaba. Es el resultado de convivir conmigo durante quince años.

Unsplash

Desayunamos hotcakes en casa, siempre se negaba a convidarme, pero hoy hasta les puso miel, me los devoré de inmediato, mi pancita se puso feliz y mi cola se meneaba sin parar, vaya que el día empezó de manera espectacular. 

Te puede interesar: Humano, Me Despido Agradecido

Después salimos a dar un largo paseo, o tal vez a mí se me hizo muy largo porque mis pasos eran muy lentos, mi humano llevó una caja con todos mi juguetes, me lanzaba mi pelota favorita, pero solo pude ir por ella una vez, me costó mucho trabajo, pero no quería defraudarlo.

Mientras caminábamos recordé todos los momentos que habíamos vivido en ese parque, la primera vez que me trajo siendo a penas un cachorro y yo tenía la energía de jugar por horas, cuando los dos hacíamos amigos, o las veces que solo nos sentábamos a contemplar la vida.

Unsplash

Luego de varias horas, regresamos a casa y pedimos pizza, otra de mis comidas prohibidas favoritas, mientras llegaba, nos sentamos en la sala y mi humano empezó a platicar conmigo: “Ya lo sabes, ¿verdad? Y seguramente te estás haciendo el fuerte. Estamos igual, yo estoy evitando las lágrimas desde que me desperté. Tengo miedo.

Te puede interesar: Me Siento Solo, Mi Humano Ya No Está.

Sonó el timbre y se levantó, ¡llegó la pizza!, no se molestó en sacar platos, comimos directo de la caja, una rebanada él y una rebanada yo, así hasta que se terminó. Yo me sentía en el paraíso.

Cuando terminamos, puso una película, no le prestó atención porque seguía hablando conmigo mientras me acariciaba, podía sentir su tristeza y no sabía qué hacer porque yo me sentía exactamente igual.

Lo último que logré escuchar fue que al día siguiente me llevaría con el veterinario y que nos tendríamos que separar porque mi misión en este mundo había terminado y me merecía descansar.

Unsplash

Fue lo último, porque me quedé dormido y ya no desperté, ya no fue necesario ir a aquél lugar ni que mi humano viera cómo terminaban con mi vida mientras yo cerraba mis ojos lentamente. 

Sé que él estará bien, es fuerte, a mí también me duele saber que ya no estaremos juntos, pero estoy feliz porque no pude haber tenido un mejor compañero para compartir mi vida. Sin duda, fui muy afortunado.

Artículos Relacionados

Comentarios

    • Mi niño se fue tranquilo, creo que ellos saben cuando es el momento, le pedi perdón porque tal vez no fui siempre la mamá que merecia, por los largos dias que me esperó. Hoy lo extraño tanto, si pudiera regresar el tiempo le daría tantos besos y abrazos que se quedaron en el limbo.

  1. Me identifiqué tremendamente con ésta historia, yo también tuve la fortuna de despedirme de mi Capi hace ya 16 años, su última noche me acosté a su lado en un saco de dormir, pues ya no podía subirse a nuestra cama, por la mañana le di de comer aunque ya casi no comía, pase todo el día con él tratando de que se sintiera cómodo y disfrutándolo, por la noche mis amigos Gastón que es veterinario y su esposa Lore amiga mía también llegaron a la casa porque ahí le aplicarían la inyección para dormirlo, llegado el momento le leí el salmo 90, para que sintiera paz, o tal vez para que yo la sintiera , le puse una música muy dulce la melodía “swan” de Bach, encendimos unas velas para que el ambiente fuera muy tranquilo, lo arropé y lo abrace muy fuerte mientras mi amigo le aplicaba la inyección, toda mi familia estaba ahí, le agradecimos por esos hermosos 10 años que nos acompañó, mientras cerraba sus ojitos.

  2. Es muy triste. Así fue con mi linda chispita después de 13 años de convivir amarla desde bebé. Y consentirla y cuidarla hasta sus últimos momentos. Se quedó dormidita. Para ya no despertar..

  3. No tuve la fortuna de despedirme de mi cocker ella murió muy rápido e inesperadamente 😔 lo único que quería en ese momento era irme detrás de ella ..cosa que no podía hacer 😪
    …hasta el cielo mi perrita querida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

751,084FansMe gusta
5,442SeguidoresSeguir
4,096SuscriptoresSuscribirte

Historias Populares

¿Cómo nacen los perros?

Antes de comenzar a contarte cómo es el parto en una perrita sana de mediana edad, queremos que sepas que el sentido de esta...

Rescatan a un “perro unicornio”

El acontecimiento se hizo viral cuando se publicó, se trata de un cachorro que fue rescatado el pasado 9 de noviembre por...

Confirmado, tu perro te ve como a un padre

No es un secreto que los perros juegan un papel dentro de la familia tan importante como un miembro más, incluso tendemos...