¿Cómo surgió el día del perro en la oficina?

Estamos próximos a celebrar el día del perro en la oficina, en el podremos llevar a nuestro perrhijo a que conozca nuestra rutina laboral.

La llamamos celebración porque es un suceso importante para nosotros, los amantes de los perros, quienes queremos que nuestro mejor amigo nos acompañe a todos los lugares posibles pero no siempre es posible.

Además a la mayoría se nos parte el corazón cada que tenemos que dejarlos solos en casa para cumplir con la jornada laboral establecida. Ocurre una vez al mes, en esta ocasión el 21 de junio, cuando algunas oficinas permiten el ingreso de nuestros perritos.

Unsplash

Origen del día del perro en la oficina 

Fue una idea de la organización internacional Pet Sitters durante los años noventa, un acto seguido de la iniciativa de empresas de Reino Unido y Estados Unidos de celebrar la compañía que un perro puede dar a su dueño.

Dos de los objetivos de la iniciativa fue promover, generar conciencia e informar a ceca de las adopciones desde las asociaciones y creación de grupos de rescate.

Te puede interesar: Pasos Para Crear Una Oficina Dog Friendly

El primer registro de un perro en la oficina para trabajar con su dueño fue Rufus, el corgi galés de Pembroke, que iba a la sede central de Amazon junto a su compañero, un ingeniero jefe de la compañía.

Unsplash

Según estudio, está confirmado que llevar a tu perro en la oficina reduce el estrés de manera importante y ayuda a mejorar el clima laboral debido a los efecto que tiene la convivencia con los amigos de cuatro patas.

Es una oportunidad para que los perros conozcan completamente la rutina de su humano, se sientan acompañados y socialicen con más humanos y hagan amigos caninos. Además los dueños sabrán que su perro está tranquilo justo a ellos y no desesperado en casa esperando su llegada.

¿Qué opinas de esta celebración?

Anterior

Niño ofrece su bicicleta a cambio de que le devuelvan a su Perro

Siguiente

Beneficios de que tu perro te acompañe al trabajo

Aún no hay comentarios, ¡Comienza la conversación!

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *