Gritarle a los perros tiene efectos destructivos en su mente a largo plazo.

Te puede interesar:

¿Te has puesto a pensar en cómo afectan algunas acciones humanas a los perros, como por ejemplo gritarles cuando se portan mal o no obedecen? En la universidad de Oporto en Portugal se cuestionaron los efectos de los gritos en los canes y realizaron un estudio para descubrirlo.

¿En qué consistió el estudio?

Lo realizaron unos vestigadores de la universidad anteriormente mencionada y fue liderado por la Doctora Ana Catarina Vieria de Castro y participaron 92 perros de compañía para ser analizados.

Para llevar a cabo las pruebas, los investigadores  hicieron dos grupos de perros, con uno utilizarían refuerzos positivos para entrenarlos (premios, comida, juegos) y con el otro recurrirían a refuerzos negativos (gritos, tirones de correa).

Pixabay

Para la primera prueba se apegaron a los métodos seleccionados según el caso de cada grupo y se dedicaron a observar el comportamiento de los animales mientras eran entrenados. En el segundo grupo detectaron señales de estrés como lamerse los labios y bostezar. 

Después tomaron muestras de la saliva de los caninos de ambos grupos para obtener cortisol, químico relacionado con el nerviosismo y la ansiedad y así calcularon el nivel de estrés de cada grupo.

El resultado no fue tan sorprendente, pues los investigadores ya sospechaban que el nivel de estrés de los perros del segundo grupo sería mayor, por lo que decidieron ir más allá en el estudio.

Por lo que decidieron estudiar a los perros un mes después de las pruebas anteriores para analizar si aun había rastros de la experiencia del entrenamiento.

Pixabay

Hicieron que el primer grupo (el de los refuerzos positivos) entrara varias veces a una habitación en la que un plato de alimento siempre tenía golosinas y, con el otro grupo realizaron la misma dinámica con la diferencia de que el plato siempre permanecía vacío. 

¿Cuál fue el resultado?

Pasados unos minutos, los investigadores observaron que los perros del primer grupo estaban seguros de que en el tazón siempre habría premios y los canes del segundo grupo aceptaron que nunca encontrarían nada en el plato y se acercaban a él cada vez más devanados.

Pixabay

La conclusión fue que al utilizar refuerzos positivos los perros son más estables, optimistas y relajados y, de lo contrario, si se utilizan refuerzos negativos se eleva el nivel de cortisol y negatividad en los animales.

Además se comprobó que estos daños puede durar días, semanas o incluso, meses perjudicando su salud.

Tú, ¿qué tipo de refuerzos utilizas al entrenar a tu perrhijo?

Artículos Relacionados

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

753,658FansMe gusta
5,462SeguidoresSeguir
4,096SuscriptoresSuscribirte

Historias Populares

Así fue el último día de mi vida

Anoche, mi humano estuvo platicando conmigo, estaba muy triste, se sentó frente a la chimenea y me recostó en sus piernas, lo...

Yo no estoy cansado de que mis humanos estén en casa

Hace algunos días mi sueño se hizo realidad y lo mejor es que hora ha sido por más tiempo de lo acostumbrado,...

En Cervefest pasarás un fin de semana increíble con tu Perrhijo.

¿Te imaginas disfrutar de un fin de semana lleno de cerveza, música y de comida en compañía de tu Perrhijo? Pues en...