Lo que necesitas saber del Gran Danés

Famosos por su gran tamaño, esta raza de perros es considerada juguetona y buena compañía para los niños. Por otra parte, los humanos que decidan adoptar uno deberán estar conscientes del espacio y alimentación que el animal necesitará.

A continuación te compartimos una serie de datos a cerca de esta raza canina:

También se le conoce como el “Apolo de los perros”, es de origen alemán y se piensa que ha existido por más de 400 años. Tiene descendencia del Mastín que fue criado por la nobleza alemana, protegía los estados del país y cazaba jabalíes.

Unsplash

Durante el siglo XVIII eran populares en la clase alta por los deportes, ya que eran pocos los perros que podían derribar a grandes animales como el jabalí. 

El gran Danés tiende a llevarse bien con otros animales, principalmente si han crecido con ellos, también algunos pueden ser agresivos con animales que no conozcan.

Te puede interesar: Lo Que Necesitas Saber Del Husky Siberiano

Los machos pueden alcanzar 32 pulgadas de altura y pesar de 45 a 59 libras, por su parte, las hembras llegan a 30 pulgadas de altura y también de 45 59 kilogramos de peso.

Pixabay

Fisicamente, el cuerpo del gran danés es largo y musculosos, su cola es larga y gruesa. La cabeza es de tamaño grande, posee cejas prominentes y sus orejas tienden a caer hacia adelante o, en algunos casos, permanecen erguidas.

Generalmente la muda de pelo se da de manera ligera, dentro de los colores que pueden tener esta raza están el beige, café, o negro. 

Te puede interesar: Lo Que Necesitas Saber De Los Labradores

En cuestión de edad, el Gran danés no vive por mucho tiempo, solo de 6 a 8 años, en algunos casos es menos.

Necesita de un amplio espacio para moverse y ejercitarse, principalmente en los primeros años de vida, esto implica una responsabilidad mayor para el humano que, deberá comprometerse a pasearlo con mayor constancia que a un perro de raza pequeña o mediana.

Unsplash

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta el gran Danés es a la torsión gástrica, los dueños deberán estar atentos. Se presenta por la acumulación de gas en el estómago partir del alimento que el perro haya ingerido, por el peso y por la anatomía que al final provocan que el estómago se gire.

Para evitarlo se recomienda que el perro evite realizar actividad física después de comer, ya que cuando este problema sucede, se cuenta con muy poco tiempo para buscar ayuda y en el peor de los escenarios, tu perrhijo podría morir.

Ya lo sabes, si estás por adoptar a un Gran Danés toma en cuenta los datos anteriores y las responsabilidades que implica tener a un gran peludo.

Anterior

Cuidado de las patas de los perros en la playa

Siguiente

¿Por qué es bueno adoptar un perro?

Aún no hay comentarios, ¡Comienza la conversación!

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *