Cómo ayudarle emocionalmente a mi perro por la cuarentena COVID-19

Te puede interesar:

Estos días de encierro en nuestras casas como prevención de contagios por el COVID-19 han resultado complicados para nosotros, cambiamos totalmente la forma de hacer ciertas actividades y hemos experimentado diferentes emociones. 

Al igual que nosotros, nuestros perros también se han tenido que adaptar a la nueva rutina de sus dueños y les resulta difícil entender la razón de este cambio.

Paulina Díaz, psicoterapeuta, nos brindó información valiosa para ayudar a los perrhijos durante este tiempo de cuarenta para mantenerlos tranquilos, ella trabaja con los canes por medio de masajes, aromaterapia y flores de Bach.

En efecto, los perros sienten, experimentan emociones (enojo, felicidad, miedo, tristeza, celos), las expresan de una forma particular y es importante aprender a detectarlas. 

Como ya lo mencionamos, los perrhijos no tienen claridad respecto a la situación actual, ya que solo percibieron un cambio de un día para otro, de repente sus humanos dejaron de salir y ahora pasan las 24 horas del día con ellos. 

Seguramente, los primeros días estuvieron muy emocionados, pero después se enfrentaron a un periodo de confusión. 

Ahora que el tiempo de convivencia con nuestros mejores aumentó es más probable nuestros mejores amigos detecten cuando estamos ansiosos, tengamos miedo o nos sintamos tristes y es casi inevitable que les transmitamos dichas emociones.

La doctora Díaz nos brindó algunos consejos para ayudar a nuestros perros a estar más tranquilos.

Unsplash

¿Cómo ayudar emocionalmente a mi perro durante la cuarentena?

  • Tratar de estar relajados: Aunque nos cueste trabajo es importante para los perros que les transmitamos tranquilidad.
  • Darles su espacio: Ellos están acostumbrados a hacer diferentes cosas mientras sus dueños no están, dales la oportunidad de que las lleve a cabo sin estar encima de ellos todo el día. 
  • Realizar juegos mentales: Por ejemplo, armar rompecabezas o esconder comida para que ellos la encuentren. Este tipo de actividades ayudan a que el dueño y el perro convivan y se distraigan. 

Por último comentó que, cuando termine el periodo de cuarentena, los dueños tendremos que preparar a nuestros perrhijos para el regreso a la rutina y con ello nuestra ausencia. Con la finalidad de evitar que sufran ansiedad y depresión.

Será importante hacer salidas paulatinas, ausentarnos por un rato, dedicarles tiempo al cien por ciento cuando regresemos y después volvernos a ausentar, 

¿Cómo está viviendo emocionalmente tu perro la cuarentena? 

Artículos Relacionados

Comentarios

  1. Hola, tengo un perrhijo llamado Eddy, es un pitbull, tiene 9 años y ultimamente en estos 3 dias aproximadamente esta muy pegote a mi. Voy al baño y me sigue, me abre la puerta, antes lo hacia, se la cerraba y esperaba a que yo salga, ahora le cierro la puerta y al rato esta entrando, se lame el ocico todo el tiempo, se lame las patas. Estoy sentada en el balcon y se me tira encima y llora. Cuando respira a veces siento que lo hace como los humanos cuando estamos angustiados, entrecortado. Estoy preocupada por el, se que todo esto es raro para el, por el corona virus tenemos que estar en casa todo el dia, y para ellos si bien estan contentos pero creo que tambien lo sienten raro y fuera de la normalidad. Necesitaria algun consejo para que este mas tranquilo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

753,613FansMe gusta
5,459SeguidoresSeguir
4,096SuscriptoresSuscribirte

Historias Populares

Recomendaciones para llevar a tu perrhijo al Cervefest

Si llegaste hasta aquí es porque compartes con nosotros dos de los más grandes placeres de la vida, pasar el tiempo libre...

El Colo Colo le da una lección de amor al mundo

El pasado fin de semana ocurrió la cancha del Estadio Monumental de Chile uno de los momentos más enternecedores del fútbol, los jugadores del...

Beneficios del plátano en la vida de los perros

El plátano es una fruta que está dentro de la lista de alimentos de consumo humano que podemos compartir con nuestros perros...