Carta de un niño a su perro

Te puede interesar:

Recuerdo que fue un 30 de abril cuando llegaste a mi vida, yo tenía cinco años y fuiste mi regalo del día de niño. Te esperaba con mucha ilusión, durante dos años antes les había pedido a mis papás que me dejaran tener un perrito.

Ellos insistían en que debía que crecer un poco más porque tener una mascota implica una responsabilidad muy grande, me preguntaban si estaba dispuesto a sacarte a pasear, darte de comer y limpiar cuando te hicieras de baño, por supuesto que respondía “sí” a todo.

Unsplash
Carta-niño

Nunca olvidaré el momento ni la sensación que tuve cuando mi papá te puso en mis manos, mi corazón latió muy rápido y no pude evitar que mis lágrimas salieran, estabas muy pequeño, tierno y frágil. Después te abracé y te llené de besos, supe que había llegado un mejor amigo a mi vida.

Me desesperé los primeros días porque no entendías nada de lo que te decía, quería jugar a algo contigo y hacía cosas totalmente diferentes, tirabas mis juguetes, corrías por toda la casa y hacía pipí por todos lados. La verdad yo limpiaba de vez en cuando, mamá me ayudaba mucho.

Te puede interesar: Recibí Un Hermano Humano

Pixabay

Con el tiempo nos fuimos conociendo más y te has convertido en el ser más importante de mi vida, me encanta ver películas contigo, hacer travesuras juntos, que me esperes todos los días cuando estoy a punto de bajar del autobús de la escuela y me llenes de abrazos y babas en cuanto me vez.

Me has dado algunos sustos, no puedo olvidar el día que te enfermaste y estuviste en el hospital una semana completa, yo lloraba cuando te veía acostado sin poder moverte, te extrañaba en casa. Afortunadamente cuando regresaste tenías el doble de energía y recuperamos el tiempo que no estuvimos juntos.

Te puede interesar: Ventajas De Que Los Niños Crezcan En Compañía De Perros

Pixabay

Llevamos siete años compartiendo nuestras vidas y espero que falten muchos más, no imagino mi vida sin mi hermano de cuatro patas, gracias a ti y a mis papás he tenido una infancia llena de alegrías. Yo espero que tu vida sea tan feliz como la mía, que mi compañía sea tan valiosa para ti como la tuya lo es para mí.

Gracias por permitirme ser tu pequeño humano, el que te cuidará y te amará por siempre.

Artículos Relacionados

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

780,372FansMe gusta
5,535SeguidoresSeguir
4,096SuscriptoresSuscribirte

Historias Populares

¿Por qué mi humana tiene que trabajar tanto?

Tal vez esta pueda ser la historia de muchos colegas de cuatro patas que tienen una vida feliz con sus humanos, pero...

La oficinas que permiten llevar perrhijos al trabajo

De 50 empresas norteamericanas, el 73% reconocen que al recibir perros en sus oficinas, aumentó la productividad. Afortunadamente esto ya es una tendencia en Europa,...

Empresas pagan seguro médico de los perrhijos de sus empleados

Imagínate que por una adversidad tu perrhijo necesitara un tratamiento médico o una operación costosa de emergencia y no tuvieras para pagarlo. Por amor,...