Diario de un perro en cuarentena

Te puede interesar:

No hay que ser un ser humano para darse cuenta de que algo raro está pasando, no sé si en nuestra cuadra, el país o en todo el mundo, pero al menos mi entorno ha cambiado mucho en los últimos días. 

Los primeros días pensé que Oscar, mi dueño, estaba de vacaciones y fui el perro más feliz del mundo, no es que ahorita no lo sea, pero hay algo que no me tiene del todo tranquilo y a mi dueño lo veo igual.

Han de saber que los perros estamos acostumbrados a tener una rutina por la que nos vamos guiando en el día a día; con el paso del tiempo ya sabemos en qué momento nos toca comer, pasear, tomar la siesta etc. Pero de repente todo cambió, Oscar empezó a estar todo el día en la casa y la diversión se esfumó. 

Pixabay

Todos los días hemos echo prácticamente lo mismo, en cuanto despertamos, salimos máximo dos minutos para que yo haga del baño, en cuanto termino nos metemos y enseguida me limpia las patas. La verdad es que mi humano nunca había sido tan estricto con la limpieza.

Te puede interesar: ¿Qué hacer con tu perro durante la cuarentena?

Después prepara su desayuno y llena mi plato de croquetas, durante un buen rato me platica cosas, hace preguntas y se responde solo. Yo me dispongo a comer y cuando termino me acuesto para escucharlo con atención. 

Más tarde, prende su computadora y creo que se pone a trabajar, eso es algo nuevo, porque en los días normales esa cosa nunca estaba prendida porque decía que el trabajo no era para la casa y prefería dedicarme tiempo. 

Pixabay

Ahora, mientras trabaja, solo me queda estar en el sillón, levantarme para dar una vuelta por la casa, salir a la terraza para que me de el sol y regresar a acostarme. 

Cuando llega la hora de la comida, se repite la misma rutina del desayuno, no hay ni una sola modificación. 

Te puede interesar: ¿Por qué tu perro es la mejor compañía durante la cuarentena?

Al terminar es momento de volver a salir otros dos minutos, y al regreso, tiempo encender la televisión. Oscar se sienta en el sillón y para ese entonces yo ya estoy cansado estar acostado, entonces corro por un juguete para por lo menos jugar a que él me lo lance y yo lo regrese, creo que ese es el momento más divertido del día. 

Pixabay

Pasadas las 8:00 de la noche es momento de cenar y otra vez hacemos lo del desayuno y la comida. Después volvemos a salir.

La última “actividad” del día es acostarnos en la cama, mi humano pone una película, pero no la ve porque le dedica tiempo a su celular. Eso es lo único que sé porque de repente me quedo dormido. 

Así han sido los días. Estoy muy contento por tener a Oscar todo el tiempo cerca de mí, pero también me siento muy aburrido y espero que esto no sea para siempre. 

Extraño salir, ver a mis amigos también de cuatro patas en el parque y sentir que el aire mueve mi pelaje. Quiero de vuelta mi vida de antes.

Artículos Relacionados

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

778,909FansMe gusta
5,531SeguidoresSeguir
4,096SuscriptoresSuscribirte

Historias Populares

Cómo hacer pizza para perros, con 10 ingredientes

Uno de los momentos más importantes para Lola y Balám es cuando escuchan la motocicleta del repartidor de pizzas, saben que llegó...

Lo que debes saber de la raza Bulldog Francés

La raza bulldog francés también es conocida como Frenchie y es procedente de Inglaterra, los perros de esta misma se caracterizan por...

Me abandonaste, pero los perros sabemos perdonar

Tuve una vida maravillosa con mi humano, me dio todo lo que un perro podría desear, pasábamos mucho tiempo juntos, éramos muy...