¿Por qué los perro se comen su popó?

Te puede interesar:

La ingesta de heces propias o de otros animales se conoce como caprofagia, se considera un comportamiento habitual, sin embargo, puede ocasionar la aparición de bacterias o parásitos y otros problemas de salud.

Para los dueños resulta desagradable y lo más común o fácil es reprendiendo a los perrhijos con la finalidad de que entiendan que no lo deben hacer. Cabe mencionar que eso no soluciona el problema, es necesario entender las causas de la conducta y actuar con base en ellas para que gradualmente disminuya.

Pixabay

Razones por las cuales los perros se comen su popó 

Instinto: Generalmente, las madres perrunas se comen las heces de los cachorros para limpiarlos. Dentro de la naturaleza, con esta acción hay menos probabilidades de que los depredadores los hallaran.

Miedo: Cuando los perros están siendo educados y no se llegan al específico en el que deben hacer sus necesidades, recurren a la acción de comerse su popo con la intención de eliminar evidencias y así evitar el regaño.

Te puede interesar: ¿Por qué mi perro me mira cuando está haciendo popó?

Curiosidad: Además de usar el olfato, los perrhijos también recurren al sentido del gusto para conocer su entorno y son atraídos por los olores fuertes, por ejemplo, el excremento. Lo único que quieren es explorar.

Estrés y ansiedad: El pasar mucho tiempo sin salir, la falta de ejercicio o de atención también provocan este tipo de comportamientos.

Falta de nutrientes: Los perros pueden buscar las heces complementar su dieta cuando ésta carece de vitaminas, grasas y proteínas. 

Pixabay

¿Cómo evitar que los perros se coman su popó?

  • Distrayendo a los perros después de defecar, puede ser con premios.
  • Manteniendo su espacio limpio.
  • Asegurar que la dieta de los perros esté balanceada y no carezca de nutrientes.
  • Ofrecerle trocitos de piña, esta fruta altera el sabor de las heces y resulta desagradable para los perrhijos.

Te puede interesar: Beneficios de la piña en la vida de los perros

  • No castigarlo, ya que el tema del estrés y la ansiedad puede incrementar. 
  • Buscar asesoría con un Etólogo.

Es necesario primero ubicar las razones y después probar diferentes opciones para que el consumo de excremento disminuya y la salud de los perros no esté en riesgo.

¿Tu perrhijo se come o ha comido su popo?

Artículos Relacionados

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

800,745FansMe gusta
5,717SeguidoresSeguir
7,850SuscriptoresSuscribirte

Historias Populares

El segundo Pet Film Festival Tepoztlán ya está en camino, prepárense.

Sabemos que disfrutas de ver películas con tu Perrhijo, además de explorar nuevos lugares en su compañía. Nuestros amigos de Pet Film Festival reúnen...

Estudio pronostica que pronto podremos comunicarnos plenamente con ellos

Llegamos a esta conclusión después de leer acerca la reciente investigación de Julianne Kaminsky directora del centro de cognición canina de la Universidad de...

Murci, el perro que se hizo famoso como Chilaquil vive en Chile y está en adopción

Después del furor provocado por una serie de memes en los que vimos a un perro café con los dientes salidos que fue nombrado...