Un accidente cambió la vida de mi perro y la mía también

Te puede interesar:

- Advertisement -
- Advertisement -

Apenas tengo vagos recuerdos de aquella noche cuando un accidente cambió la vida de mi perro y la mía también. Personas, coches al alrededor, una ambulancia y paramédicos; mi cabeza daba vueltas.

Mientras me sacaban del auto para subirme a una ambulancia, lo vi, era muy pequeño, estaba asustado y su cuerpo temblaba. Me siguió con la mirada, quería correr hacia él para ayudarlo, pero mi cuerpo era incapaz de moverse por sí solo, el dolor no lo permitía. 

Mi mente se fue aclarando conforme pasó el tiempo, ya estaba en el hospital cuando tuve un poco más de claridad de los hechos de aquella noche. 

Te puede interesar: Te adopté y poco tiempo después tuviste que partir

Manejaba tranquilamente, no había tráfico, iba rumbo a casa. De repente un perro cruzó la calle, si mi cabeza no me engaña era el mismo cachorro que vi asustado después del accidente, intenté esquivar o frenar para no atropellarlo.

Unsplash

Me ahorraré los detalles porque afortunadamente no fue nada grave, nadie más salió lastimado, yo solo tuve unos ligeros golpes que pasaron a ser moretones y no hubo mayor complicación. 

Salí del hospital al día siguiente y justo cuando puse un pie fuera del lugar, nuestra historia comenzó. 

Te puede interesar: Gracias por no abandonarme, sé que no querías quedarte conmigo

Aquél cachorro que temblaba de frío en una esquina con el que crucé miradas y quise ayudar, ahora estaba frente a mí.

No lo podía creer, de hecho, hasta este día sigo sin comprender qué pasó, porqué estaba ahí. ¿Me habrá seguido? ¿Pensaron que era mío y lo llevaron al lugar? Hay muchas preguntas que jamás seré capaz de responder. 

Aquél día de mi salida del hospital no lo pensé dos veces, con ayuda de mi amigo que fue por mí, subimos al pequeño al carro, pareciera como si estuviera esperando que lo lleváramos con con nosotros.  

Pixabay

Te puede interesar: No quería ver cómo te dormían, pero entendí que me necesitabas…

Ese momento fue el parteaguas de una aventura maravillosa a su lado. 

Me cambió la vida, hemos sido los mejores amigos durante varios años. Tal vez no nos encontramos de la mejor manera, literalmente nos encontramos por accidente; yo intenté salvarlo y al final él me salvó.

Sé que es una historia “extraña”, pero en la vida pasa cosas así, inexplicables. 

Él estaba ahí, afuera del hospital esperándome, no hay duda de que los perros eligen a sus humanos. 

Así fue como un accidente cambió la vida de mi perro y la mía también.

Te puede interesar: Lo que un perro piensa cuando ve a su dueño

Patrocinadores

Artículos Relacionados

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidad
6,644SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Historias Populares